Sendero Batalla de Valdejunquera

Ruta de senderismo "Batalla de Valdejunquera"

Longitud Desnivel Duración Apto Señalización
6 km 100 mt 2H A pie, dificultad moderada
Trayecto

Recorrido circular desde Muez

Sendero circular ( en forma de raqueta)
 El sendero comienza en el Polideportivo del Valle de Guesalaz en Muez  Saliendo del polideportivo, a mano izda. cogemos el primer camino que va en paralelo al polideportivo. Magnífico paisaje, del Cañón del Río Ubagua, y del Cañón del Obantzia.  Llegamos al cruce y giramos a mano derecha, por un camino de parcelaria, siguiendo el camino, llegaremos a un cruce donde cogeremos el camino de la izda. donde nos encontraremos, con un crucero medieval. En este punto hay un panel explicativo del desarrollo de la batalla de Valdejunquera, además de ser un panel panorámico.  Seguimos recto, empezamos a subir una pendiente poco pronunciada, atravesando un precioso robledal, llegamos a cruce de caminos y giramos a la derecha. 
Pasamos por una balsa y a mano izda. disfrutaremos de un magnífico panel panorámico en el que se divisa las salinas diversos montes y explica detalladamente como se movieron los ejércitos cristianos en su retirada. En este punto giramos a mano derecha para visitar Monte Irujo, desde donde podremos disfrutar de un espectacular panel panorámico de los 3 cañones que se divisan, Ubagua, Obantzia y Erragoz y los diferentes pueblos del Valle de Guesalaz.  Desandamos el camino para volver al camino donde nos hemos desviado, seguimos recto, hasta llegar a un cruce de caminos, donde cogeremos el camino de la derecha, espectaculares vistas del Embalse de Alloz del Palacio de Viguria y otros pueblos del Valle de Guesalaz.  Siguiendo este camino nos encontraremos con el crucero otra vez. Seguiremos recto, cruzando el camino de parcelaria hasta llegar al pueblo de Muez, que atravesaremos.  En el pueblo de Muez, disfrutaremos de la magnífica iglesia medieval, la parroquia de Santa Eulalia, la cual se remonta a comienzos del siglo XIII, sin embargo únicamente conserva parte del tramo del coro que aparece desviado respecto al resto de la nave que se construyó a mediados del siglo XVI. Destaca en la fachada de la iglesia, encastrada en sus muros, hay una lápida romana del siglo I antes de cristo, se reutilizó para la construcción de la iglesia, la lápida es un documento excepcional, en la que se puede leer " A Aemilio Orunetsi, veterano de la legión segunda Augusta, Tito Valerio Paterno, veterano de la segunda legión se cuidó, de que se le hiciese esta lápida siguiendo su encargo testamentario.  Destaca también, contigua a la iglesia, se encuentra, la denominada Casa del Conde, con dos torres que todavía se adivinan transformadas en nuevas viviendas y que daban entrada al pueblo.  En este punto giramos a mano derecha por una calle que nos llevará a el camino a mano derecha que nos llevará devuelta al polideportivo de Muez.  

HISTORIA DE LA BATALLA DE VALDEJUNQUERA
El recorrido que presentamos nos permitirá viajar a través del campo de batalla de uno de los enfrentamientos más importantes y decisivos de la Edad Media: La Batalla de Valdejunquera.
El 4 de julio del 920, el emir de Córdoba, Abd al Rahman III, tras reunir un poderoso ejército, dio orden a sus generales para partir hacia la frontera o marca superior. Esta aceifa (campaña militar), conocida con el calificativo de yihad o guerra santa, tuvo como objetivo castigar a los reyes Sancho Garcés I de Pamplona y Ordoño II de León, los cuales habían atacado los dominios de Córdoba. El ejército omeya estaba formado por guerreros de diferente procedencia: bereberes, árabes, sirios, mercenarios y eslavos. Estos últimos formaban parte de la guardia personal del emir.
Tras un largo recorrido llegaron a Tudela, donde se les unió el contingente Banu Qasi de la ciudad. De allí partieron hacia Calahorra y, casi de inmediato, cruzaron el río Ebro buscando la ruta de la vega del río Ega hacia el norte. El día 25 se produjo el primer combate en el lugar de Di-Zarra (Lizarra), posiblemente para captar la atención del caudillo omeya y atraer a su ejército hasta el punto deseado para el encuentro: el Valle de Guesaláz. La larga columna musulmana siguió la ruta que va desde Villatuerta, Arandigoyen y Ugar y llega, tras cruzar el río Ubagua, hasta las proximidades de Muez. Fue en este punto donde se produjo el combate entre los dos ejércitos, con un fatal desenlace para las tropas vasconas y asturleonesas.
SENDERO SIN DIFICULTAD 

Descripción completa del recorrido

El día 26 de julio se presentaron frente a frente los dos ejércitos en un punto donde el cronista José de Moret (1615- 1687) sitúa entre Irujo al sur y la sierra de Andia al norte. Las fuentes árabes explicaron el desenlace: Bajaron los cristianos de sus montes y atacaron a los muslimes, pero quedaron muy mal parados; pues una división compuesta de gente de la frontera y esclavos de la guardia que el Amir envió contra ellos, los acuchilló y alanceó de tal suerte, que muy pocos escaparon, y los demás se pusieron en desordenada fuga perseguidos de cerca por nuestra caballería.
Como unos mil cristianos salvados de esta derrota se metieron en un castillo de aquellas cercanías llamado Muyas
Los pocos supervivientes se resguardaron en la fortaleza de Muez, pero poco pudieron hacer para salvar sus vidas. Tras cuatro días de asedio, sin víveres ni agua, se rindieron. El emir de córdoba no tuvo compasión con ellos y mandó ejecutarlos antes de levantar el campamento y poner rumbo a Viguera, en la Rioja.
Una vez completada la misión regresó a Córdoba llevándose presos a los obispos de Tuy y Salamanca que participaron en la batalla

Contenidos relacionados