Respirando el Románico. Naturaleza, Yoga , Sonido y Románico.

Respirando el Románico. Naturaleza, Yoga , Sonido y Románico. 24 de Abril

Una experiencia donde conectar con tu propia naturaleza a través de tus sentidos, el movimiento, el sonido, la respiración y el románico, en la ermita románica de San Martín de  Montalban. Estas ermitas románicas las situaron en lugares estratégicos donde se respira una energía muy especial, en plena naturaleza y con unas vistas increíbles. Aprovecharemos este entorno para vivir una experiencia de despertar y sentir el cuerpo a través de todos los sentidos, a través del movimiento, la escucha, los sonidos, el tacto, olfato, gusto…etc. Una manera diferente de acercarte a estos lugares, respirando el románico en plena naturaleza, sintiéndolo, escuchándolo e interactuando con él

  • Pequeña y sencilla caminata. –
  • Práctica de yoga y meditación.
  • Relajación con sonidos en directo. Cuencos cantores, tibetanos, Gong, Tambor Chamánico, voz en la ermita románica de San Martín de Montalbán

Ermita de San Martín de Montalbán

Arizala01

El Románico mas bello

Conocida desde comienzos de la Edad Moderna como San Martín de Montalbán, es la antigua abadía del lugar que en la documentación medieval figura como Asna. Pequeño señorío del Valle de Yerri que en el censo del año 1350 (probablemente el mejor de Europa, pues en él figura el nombre del cabeza de todas las familias navarras) aparece habitado por cuatro vecinos que en conjunto tributan con 10 florines: Marín Miguel, Martín García, Joan García del Molino (lo que parece indicar que había un molino), y Salvador.

La ermita

El interior, aunque austero, conserva notables tesoros: una estela medieval, tanto el ábside como los capiteles son de una extraordinaria belleza.
En 1590 aún consta como Asna en el sínodo del obispado de Pamplona, pero ya en 1518, Francés, barón de Beorlegui, hijo de Juan Beaumont y Navarra, se hacía llamar señor de Montalbán (o monte blanco, nombre más al gusto de la gente del Renacimiento), y desde finales del XVI hasta comienzos del XIX el señorío era representado en Cortes por el señor de Arazuri.

En 1834 era propiedad de Juan Bautista Queralt y Bucarelli, marqués de Vallehermoso, cuya casa principal estaba en Corella, y el Diccionario de Pascual Madoz (1845-1850) la describe regida por un beneficiado nombrado por el marqués, con una casa habitada por siete personas que explotan tierras dedicadas al cereal, un mínimo regadío, y señala la existencia de unas pequeñas canteras.

Como parroquia desapareció el 29 de noviembre de 1880, y en el Boletín Oficial Eclesiástico del Obispado de Pamplona nº 370, correspondiente al 3 de enero de 1881 figura su anexión a la de Zurucuáin: «Parroquia rural de 1ª clase: la de la Purificación de Nuestra Señora de Zurucuáin y Montalbán con Párroco dotado en tres mil trescientos reales vellón, y mil quinientos real vellón el Culto».

Esta iglesia románica,  fue la parroquial del poblado de Montalbán, hoy desaparecido.

Contacto

Contacto: Txari Eleta
Ubicación: Ermita de Montalbán
Fechas: 24 de abril, sábado. Todos los fines de semana de primavera
Hora: 11:00H
Precio: 22€ descuentos para grupos, otros consultar
Teléfono: (+34) 657 86 78 87

Contenidos relacionados